Últimos consejos

Promociones especiales

No special products at this time.

La presencia de aceites animales y vegetales en los cosméticos

El mundo de la cosmética y los aceites naturales

 

Los aceites vegetales y animales, como su propio nombre indican, tienen un origen orgánico. En el mundo de la cosmética, el uso de estos aceites naturales se remonta a siglos atrás como uno de los componentes claves en los tratamientos de belleza. ¿Pero sabemos exactamente para que sirven o por qué son tan beneficiosos?

 

ACEITES VEGETALES

Estos aceites normalmente se obtienen de diferentes partes de la planta, aunque lo más común es extraerlos de las semillas. Se consiguen a partir del prensado de la planta, concretamente del producto de la primera prensada, ya que es el de mayor calidad. La composición química de los aceites resulta ser muy afín a nuestra piel, por lo que actúan formando una película que protege y nutre la dermis. Las altas concentraciones de ácidos grasos y vitaminas, hace que estos aceites estén presentes en gran parte de los productos cosméticos, así como de los tratamientos dermatológicos, ya que aportan elasticidad a la piel dándole un aspecto más sano.

Dentro de los aceites vegetales encontramos un sinfín como el aceite de rosa mosqueta, el de jojoba, aguacate o el de macadamia. Uno de los aceites que se utilizan en la cosmética Francis es el aceite de macadamia, presente en la Crema Hidratante al Aceite de Macadamia. Este se extrae del primer prensado en fio de las nueces de macadamia. Su composición es rica en ácido linoleico y ácido palmitoleico, que aportan diferentes beneficios a la piel:

 

-          Al ser de absorción rápida no deja sensación grasa en el rostro.

-          Protege a las células de la dermis de la oxidación y por lo tanto previene del envejecimiento.

-          Estimula la circulación, por lo que estimula la nutrición de la piel.

 

ACEITES ANIMALES

Los aceites animales se extraen de diferentes partes del animal. Lo más común es extraerlos de la capa de grasa que separa la piel del resto del organismo. Como en el caso de los aceites vegetales, la composición de estos es muy parecida a nuestra piel. Por ese motivo, la absorción y las propiedades que aportan son muy beneficiosas.

Un ejemplo del uso  de estos  aceites en cosmética es la Crema Hidratante al Aceite de Visón. Es una crema de noche que penetra a través de las capas de la dermis de forma que llega a la zona más interna nutriendo la piel, alisando las arrugas e hidratando en las zonas necesarias.

Su composición rica en ácidos grasos esenciales aporta diferentes beneficios:

 -          Son ricos en diferentes activos que ofrecen una protección extra  así como una ayuda en la recuperación de la elasticidad de la piel.

-          Ofrecen una protección contra la deshidratación de la piel.

-          Aporta vitamina A, D y E que ayudan a la producción de colágeno.

-          Hidrata y nutre las capas internas de la dermis.

 

Gracias a la ayuda de los laboratorios y en el caso de Francis, a los laboratorios Bel Cosmétic, estos aceites se tratan para convertirse en cosméticos que encontramos en muchos de los productos del sector de la belleza, ya sean cremas, leches limpiadoras o aceites. 

Comments

comments powered by Disqus