Últimos consejos

Promociones especiales

No special products at this time.

No te olvides de tus manos

Nuestra piel se expone constantemente a cambios climáticos y a agentes externos, es por eso que para evitar daños tenemos que proteger e hidratar nuestro cuerpo con regularidad. ¿Pero qué pasa con las manos? Las manos son una parte de nuestro cuerpo de la que siempre nos olvidamos y no les prestamos la suficiente atención a pesar de estar la mayor parte del tiempo expuestas a los agentes externos. Recordad que las manos también pierden firmeza y envejecen con el paso del tiempo, así que lo ideal es empezar a pensar en el cuidado de las manos desde la juventud. Desde Francis os proponemos algunos consejos que podéis seguir desde vuestra casa para mimarlas.

 

EXFOLIACIÓN

Una prueba de que nuestras manos están envejeciendo es la textura áspera que adquiere la piel. El primer paso para ralentizar este proceso es exfoliarlas para eliminar las células muertas que se acumulan en la capa externa de la piel y dan una sensación de rugosidad. Este proceso podemos realizarlo una vez por semana para dejar la piel lista para la correcta absorción de la crema hidratante que vayamos a utilizar.

 

HIDRATACIÓN

Seguidamente hidrataremos las manos con una crema específica para cada momento del año. Recomendamos por ejemplo una crema más fluida para la temporada de Primavera- Verano y una crema más humectante para la temporada de Otoño- Invierno para crear una película que nos proteja de las frías temperaturas a las que exponemos nuestras manos.

 

HIDRATACIÓN DE CUTÍCULAS

No olvides que unas uñas bonitas pueden cambiar totalmente el aspecto de tus manos. Con el fin de obtener una correcta hidratación es muy importante hidratar las cutículas con un aceite especial de cutículas. Cualquier tipo de señal que aparezca en las uñas puede indicar una falta de nutrientes, como las manchitas de color blanco que pueden aparecer en la uña e indican una falta de calcio en nuestro cuerpo. Una alimentación variada y equilibrada hará que te olvides de estos pequeños problemas.

Por último recuerda que los cambios de estaciones también afectan a tus manos, así que no olvides hidratarlas más a menudo del cambio frío-calor a calor-frío.

 

¡Tus manos dicen mucho de ti, así que mímalas tanto como puedas!

 

Comments

comments powered by Disqus